miércoles, 12 de marzo de 2014

Volver a casa andando resulta tan reconfortante a veces que al final prefieres no llegar


Ando pensando en mis cosas, contenta porque no me ha llovido, porque he movido el culo y porque me esperan una cena y un sofá suculentos. Y en eso, se cruza conmigo una mujer, que a lo mejor tiene mi edad, o quizá menos, pero que es una "señora". En realidad yo no la veo, solo siento que alguien, como tantos otros antes, se cruza en mi camino. En el preciso instante en que nos cruzamos, oigo: “No, yo es que ahora tengo oración”. Al grupo de oración, pienso yo, madre mía... De pronto, y sin ya verla, visualizo a la “señora” al completo: va pegada a unos cascos blancos iPod enchufados al móvil que lleva en la mano, del antebrazo cuelga un bolso de asas, probablemente de marca, lleva el pelo liso plancha recogido en una coleta porque llueve, chaqueta ajustada en tono crudo y taconcitos que imponen a su modo de andar el balanceo típico de pija entaconada, ese estilizado efecto rebote de jirafa con un leve retroceso que en vez de elegante resulta patoso. Sigo andando, asombrada de mi capacidad de visualizar a alguien a quien no soy consciente de haber visto, rollo Criminal minds, de cómo una frase mágica me ha atrapado y me ha otorgado poderes.

Estoy llegando a casa, y aún ensimismada en mis deleitados pensamientos, veo que caminan hacia mí dos señoras mayores. Si andaran una al lado de la otra ocuparían la acera entera de lo grandes que son, pero mantienen cierta distancia entre ellas. Por su aspecto pienso, novias ancianas, pero a medida que nos aproximamos me voy dando cuenta de que son casi idénticas, una con el pelo blanco, de unos 75 años, y la otra, la joven, de unos 70, negro. Mi teoría lésbica se desmonta y pierdo interés, pero cuando estoy a punto de cruzarme con ellas, la más mayor le dice a la otra “Ahora una pajilla y a dormir”. Me encantan, la frase y la vieja, es el contrapunto que necesito para olvidarme de la facha de auriculares blancos que corría ajirafada hacia el grupo de oración.



_____________________________________________




5 comentarios:

  1. Magnífico texto. Surrealista y divertido. Para cuándo la colección de relatos que todos tus fans estamos esperando?

    ResponderEliminar
  2. De momento la pluma va muy lenta y la experimentación poco fructífera... tiempo al tiempo. Pero me alegran vuestras expectativas.

    ResponderEliminar